Rivail, el pedagogo.

Hippolyte León Denizard Rivail nació en Lyon, Francia, el 3 de octubre de 1804. Hijo del Juez Jean Baptiste Antoine Rivail y de Jeanne Louise Duhamel. Poca información ha trascendido de los primeros años de la infancia de Rivail.

Realizó los primeros estudios en su ciudad natal, siendo en 1814 enviado por sus padres a Yverdon (Suiza) para completar su instrucción en el Instituto del profesor Pestalozzi, célebre pedagogo de la época. Sus estudios se extendieron hasta 1818, fecha desde la cual, posiblemente haya ocupado en el instituto el puesto de Profesor Ayudante o propiamente el de Maestro.

En el año 1822 Rivail se instala en la ciudad de París a fin de desarrollar sus proyectos pedagógicos. Trabaja en sus horas libres como traductor para costear sus gastos, puesto que dominaba varios idiomas: alemán, inglés, holandés, latín y griego. Por estas fechas comienza a elaborar lo que sería su primer libro didáctico. Dicha obra es publicada en diciembre de 1823 (con fecha de 1824) bajo el titulo de: Curso Práctico y Teórico de Aritmética, según el método de Pestalozzi, con modificaciones. En lo adelante Rivail continúa publicando obras didácticas y pedagógicas.

En 1823 se interesa por el estudio del magnetismo animal o magnetismo mesmeriano, llegando él mismo con el tiempo a convertirse en un magnifico magnetizador, participando activamente en la actividades de la Sociedad de Magnetismo de Paris, la más importante de Francia.

En 1825 funda y dirige la Escuela de Enseñanza Primaria y en 1826 crea el Instituto Rivail, el cual funcionó hasta 1834, este último era un instituto técnico, su cierre fue provocado por dificultades económicas.

En febrero de 1832 se casa con Amélie Gabrielle Boudet. Amélie, era Profesora de Enseñanza Superior y profesora de Bellas Artes y Letras. Juntos fundan y dirigen un pequeño internado para señoritas en las zonas suburbanas de Paris, en un intento por llevar la educación también a las niñas. Con igual propósito es muy probable que Rivail colaborara en los cursos públicos para señoritas organizados por Lévi-Alvarés (ilustre profesor y pedagogo francés) en la Alcaldía de París.

En 1834 a causa de las dificultades económicas que conllevaron el cierre del Instituto Rivail, comienza a trabajar como contador para tres casas comerciales.

Entre los años 1835 y 1840 organizó e impartió cursos gratuitos de química, física, astronomía, etc.

Entre las publicaciones pedagógicas de Rivail a continuación relacionamos algunas de ellas a fin de ilustrar al lector acerca de su trabajo en tal sentido:

  • Curso Práctico y Teórico de Aritmética, 1824.
  • Plan propuesto para la mejoría de la Educación Pública, 1828.
  • Gramática Francesa Clásica de acuerdo con un nuevo plan, 1831.
  • Programa de estudios según el Plan de Educación de H.-L.D. Rivail, 1838.
  • Curso de Cálculo Mental, 1845?.
  • Programa de estudios de la Educación Primaria.
  • Tratado de Aritmética, 1847.

A lo largo de su carrera como profesor Rivail obtuvo premios y títulos que respaldan sus trabajos, a modo de ejemplo señalamos:

  • Diploma de miembro residente de la Sociedad Gramatical, 1829.
  • Diploma de miembro de la Sociedad para la Instrucción Elemental, 1847.
  • Diploma de la Sociedad de Educación Nacional.
  • Diploma de la Sociedad de Ciencias Naturales de Francia, 1835.
  • Miembro de la Academia de Arrás, 1831.

Allan Kardec, el codificador.

Después de los sucesos ocurridos en Hydesville en el año 1848, se extendió por todos los Estados Unidos y posteriormente el resto de América y Europa el interés por aquellos fenómenos extraños, en particular por el de las mesas giratorias. Con el tiempo las mesas demostraron que además de moverse con libertad, movidas por una fuerza invisible, también podían hablar y establecerse conversaciones inteligentes con ellas. Corría el año 1853 y todo el mundo giraba alrededor de una mesa.

En 1854 el magnetizador Fortier, amigo de Rivail, le informa de la posible manifestación de inteligencia por parte de las mesas, las cuales respondían a preguntas que se les realizaban y dictaban composiciones musicales y literarias. Rivail, un hombre de ciencia que a los 24 años decía de quien las estudiara: “reirá de la credulidad supersticiosa de los ignorantes… No confundirá más fuegos fatuos con Espíritus” (1), acerca de esta noticia comentó: “Esto ya es otra cuestión, he de creer cuando lo vea y cuando me hayan probado que la mesa tienen cerebro para pensar, nervios para sentir y que puede convertirse en sonámbula; hasta entonces, permitidme que no vea en ello más que un cuento para hacernos dormir.” (2)

En mayo de 1855 es invitado a asistir a una reunión en la casa de la Señora Plainnemaison a fin de que observara por sí mismo el fenómeno. Estos hechos y los observados posteriormente por intermedio de otros médium, le llevaron a interesarse por los mismos, cuando años más tarde recordaba estas experiencias decía: “En esas aparentes futilidades… vislumbré algo muy serio y la revelación de una nueva ley que me propuse profundizar.” (2)

El 30 de abril de 1856 por intermedio de la médium Japhet, le es transmitida a Rivail por primera vez, utilizándose en esta comunicación una cestita, la misión a la que estaba llamado realizar. Citamos la oración que Rivail, conmovido en su corazón elevó a Dios en aquel momento:

¡Señor! Si os habéis dignado fijar los ojos sobre mí para el cumplimiento de vuestros designios, ¡que se cumpla vuestra voluntad! Mi vida está en vuestras manos: disponed de vuestro servidor. Ante una tarea de tal envergadura, reconozco mi debilidad; mi buena voluntad no faltara, pero tal vez mis fuerzas me traicionen. Suplid mi insuficiencia, dadme las fuerzas físicas y morales que habré de necesitar. Sostenedme en los momentos difíciles, y con vuestra ayuda y la de vuestros mensajeros celestiales me esforzaré por responder a vuestros dignaos” (3)

Prontamente otro buen amigo de Rivail, el Señor Carlotti, le entregó un total de cincuenta cuadernos llenos de comunicaciones que él junto a un grupo de intelectuales habían recibido, en su mayoría por intermedio de la médium Japhet. Tales cuadernos le fueron entregados a fin de que los analizara, los ampliara y los organizara.

Producto de este trabajo y movido por la confirmación, en al menos otras dos ocasiones de la misión a la que estaba llamado realizar y contando con la colaboración y supervisión constante de un grupo de espíritus elevados, en especial El Espíritu de la Verdad, el 17 de abril de 1857 ve la luz la primera edición de El Libro de los Espíritus. Dicha edición contaba con un total de 501 preguntas divididas en tres partes: Doctrina Espírita, Leyes Morales y Esperanzas y Consuelos. Este hecho marca el inicio del espiritismo propiamente dicho. Posteriormente en 1860, El Libro de lo Espíritus es reeditado y ampliado considerablemente, alcanzando el total de 1019 items, siendo esta su forma definitiva.

Kardec, el divulgador.

En 1858 funda la Revista Espírita, publicación que es editada hasta nuestros días, siendo la misma el órgano oficial del Concejo Espírita Internacional. En los años posteriores Kardec continuaría con la publicación de obras espíritas, en especial las cuatro restantes que conformarían la Codificación Espírita:

  • El Libro de los Mediums, 1861.
  • El Evangelio según el Espiritismo, 1864.
  • El Cielo y el Infierno, 1865.
  • La Génesis, 1868.

En 1858, el 1º de abril, funda la Sociedad Espiritista de París desde la cual y por medio de la cual continuó con los esfuerzos de divulgar el espiritismo por todo el mundo.

En 1869 el Codificador de Espiritismo desencarna, partiendo a la patria celestial desde la cual, al menos en los primeros momentos, dictó como espíritu disertaciones acerca de variados temas, estando publicadas las mismas en La Revista Espírita (año 1869). Los restos físicos de Kardec se encuentran en el Cementerio parisino de Peré Lachaise, leyéndose en el frontispicio del dolmen estas palabras:

NACER, MORIR, RENACER DE NUEVO

Y PROGRESAR SIN CESAR

TAL ES LA LEY


Los dato bibliográficos arriba expuestos han sido extraídos en su mayoría de la obra: Allan Kardec el educador y el codificador, de Zeus Wantuil y Francisco Thiesen, publicado en dos volúmenes por el CEI, traducido al español por Enrique Eliseo Baldovino. ISBN 978-85-98161-36-5.

(1) Allan Kardec el educador…, p284

(2) Obras Póstumas de Allan Kardec, 2da Parte, Cap: Mi Primera iniciación En El Espiritismo.

(3) Obras Póstumas de Allan Kardec, 2da Parte, Cap: Mi Misión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies